Un avión de United Airlines tuvo que hacer hoy un aterrizaje de emergencia poco después de salir del aeropuerto de Newark (Nueva Jersey) tras detectar humo en la cabina de los pilotos, recogen medios locales.

El vuelo 409 con destino a Seattle (Washington) regresó al aeropuerto alrededor de las 9.15 hora local (13.15 GMT), según indicó el Washington Post, después de que miembros de la tripulación notaran un olor extraño en la cabina.

Según las primeras investigaciones parece que un posible problema con el aire acondicionado fue el causante de la avería.

El sábado por la noche otro vuelo de United Airlines con destino a Berlín (Alemania), con 173 pasajeros a bordo, tuvo que regresar al aeropuerto dos horas después de despegar por un problema en uno de sus motores.

Ambos aviones eran modelos Boeing 757.