Un avión que transportaba a una delegación gubernamental se estrelló en el sur de Sudán el domingo en la madrugada y sus 32 ocupantes murieron, informó la oficina presidencial.

En el choque fallecieron Ghazi al-Sadeq, ministro de Dotación, así como un alto miembro del Partido Paz y Justicia de Sudán, Makki Balayela. Se dirigían al volátil estado de Kordofan del Sur para orar en un feriado musulmán.

Los primeros informes de la agencia noticiosa estatal SUNA indicaron que la aeronave se estrelló "debido a las duras condiciones climatológicas" en un área montañosa cerca de Talodi, un pequeño poblado a unos 650 kilómetros (406 millas) al suroeste de la capital Jartum.