El Manchester City, con el centrocampista español David Silva de titular, comenzó la defensa del título inglés con una victoria sobre el Southampton por 3-2, con remontada incluida.

El City arrancó su andadura en la Premier League con una mala noticia. El delantero argentino Sergio "Kun" Agüero abandonó en camilla el campo a los diez minutos de juego, tras sufrir una fuerte entrada de Nathaniel Clyne. El dolor en su rodilla derecha le impidió continuar y fue sustituido por el bosnio Edin Dzeko.

Los de Roberto Mancini se sobrepusieron al contratiempo y controlaron la primera mitad. Al filo del descanso, Carlos Tévez (40') anotó el primer tanto con un disparo raso al palo corto.

La segunda parte comenzó con el Southampton más ofensivo y logró empatar el choque con un gol de Rickie Lambert (59'). Nueve minutos después los visitantes se adelantaron por mediación de Steven Davis.

Los "citizens" reaccionaron gracias al tanto del delantero Dzeko (72') y se hicieron de nuevo dueños del partido. La esperanza de dar la sorpresa por parte del Southampton se esfumó cuando el francés Samir Nasri puso el 3-2 definitivo en el marcador.

Con anterioridad se disputó el choque entre el Chelsea, con Fernando Torres y Juan Mata en el once titular, y el Wigan Athletic, que dirige Roberto Martínez, que acabó con victoria de los "blues" por 0-2.

Los londinenses hicieron el trabajo en los diez primeros minutos con goles del defensa Branislav Ivanovic (2') y el centrocampista Frank Lampard (7') de penalti, cometido por el español Iván Ramis.

El Wigan, alentado por su público, intentó reponerse de los tantos tempraneros, pero el Chelsea supo manejar bien el ritmo del encuentro, con su fichaje estrella, el belga Eden Hazard como hombre destacado, pese a las embestidas rivales.

Nada más comenzar la segunda parte, el técnico español del Wigan sacó al terreno de juego al centrocampista catalán Jordi Gómez, para darle profundidad al equipo, pero chocó siempre con el buen partido del checo Petr Cech, sobre todo en los intentos de marcar del marfileño Arouna Koné, exjugador del Levante.