El líder supremo de la República Islámica de Irán, ayatolá Ali Jamenei, señaló hoy a Estados Unidos e Israel como enemigos irreconciliables de las naciones islámicas, en un sermón por la fiesta del Eid al Fitr, con la que los musulmanes celebran el fin del mes de ayuno del ramadán.

En este contexto, Jamenei instó al mundo musulmán a "permanecer vigilante ante las cada vez más complicadas conspiraciones de los enemigos del pueblo islámico", según la televisión oficial iraní en inglés, PressTV.

Sin embargo, el dirigente máximo del régimen islámico de Irán aseguró que "los enemigos no serán capaces de superar la resolución de las naciones islámicas".

El mes de ayuno musulmán del ramadán finalizó ayer en Irán, después de que los expertos pudieran observar a simple vista la salida del creciente lunar en el anochecer.

Ayer, hasta las 23.30 hora local (19.00 GMT) los expertos no confirmaron la observación del creciente lunar y, tras ello, poco antes de la medianoche confirmaron que había acabado el ramadán y que hoy se celebraba la fiesta musulmana del Eid al Fitr.

En el ramadán, recién finalizado, los musulmanes celebran la revelación del Corán al profeta Mahoma y se abstienen de comer, beber, fumar o mantener relaciones sexuales durante las horas diurnas.

Es un mes de sacrificio y oración, pero que también resulta festivo, con noches bulliciosas que sirven para estrechar lazos con familia y amigos.

Es, además, uno de los cinco pilares del Islám, junto con la profesión de fe, la oración, la limosna y la peregrinación a La Meca.