El ministro de Economía español, Luis de Guindos, descartó que "hoy por hoy" haya que apelar al primer tramo del rescate bancario, unos 30.000 millones de euros reservados para recapitalizar por la vía de urgencia una entidad bancaria con problemas.

No obstante, en estos momentos, "el Banco de España está valorando las circunstancias que justificarían la aplicación de este procedimiento de emergencia", dijo en entrevista con Efe.

"Es un dinero que hay disponible por si se considerara que alguna entidad tiene necesidades específicas antes de noviembre", la fecha prevista para la llegada del crédito de hasta 100.000 millones de euros concedidos por Europa para recapitalizar a la banca española.

"Si hubiera alguna situación extraordinaria, se podría apelar al procedimiento de emergencia. Pero eso lo tiene que valorar el Banco de España. Hoy por hoy, no se ha producido", subrayó el ministro.

Para que una entidad pueda beneficiarse de este procedimiento de urgencia, debe encontrarse en una grave situación de falta de solvencia.

De Guindos explicó que ya están muy avanzados los trabajos realizados por las auditoras y consultoras independientes para detallar las necesidades de capital de cada una de las entidades financieras españolas.

"En un periodo de tiempo muy corto, antes de mediados de septiembre, ya tendremos una valoración, con un análisis muy detallado del capital que necesita cada entidad", señaló.

Habrá entidades que no necesiten capital adicional y otras que podrán apelar al mercado para conseguirlos.

Un tercer grupo tendrá que pedir un préstamo al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para subsanar el déficit de capital, y un cuarto grupo, el más necesitado, registrará una inyección de capital del Estado.