El Atlético Mineiro venció hoy por 3-2 al Botafogo y cerró la primera ronda del Campeonato Brasileño como líder en solitario con 42 puntos en la decimoctava jornada de la liga.

El interés se centraba en Belo Horizonte, donde se enfrentaban el líder del torneo y el Botafogo, partido que implicaba el reencuentro, esta vez en filas rivales, de Ronaldinho y Seedorf, antiguos compañeros en el Milán.

El conjunto carioca, séptimo en la tabla, abrió el marcador con un tanto de Andrezinho, que también fue el responsable del segundo gol del Botafogo desde el punto penalti.

Los de Minas Gerais marcaban su primer tanto en una jugada colectiva entre Ronaldinho Gaúcho y Jô, que Escudero convirtió en gol.

En el segundo tiempo, Jô puso a su equipo por encima en el marcador y Neto Berola completó el resultado con el tercer tanto que cerró el partido.

En el descanso, Ronaldinho Gaúcho calificó de "maravilloso" el reencuentro con Clarence Seedorf, de quien dijo que es "un gran amigo" que le ayudó mucho en su experiencia en el calcio.

En Vila Belmiro, el clásico lo protagonizaban Santos y Corinthians, los dos últimos campeones de la Copa Libertadores.

El club del puerto paulista, en la casilla número 12, se impuso al Corinthians por 3-2 con dos goles de André y un tanto de Bruno Rodrigo.

En las filas del vigente campeón de la liga, noveno clasificado en la presente campaña, Juan Martínez y Danilo marcaron dos goles a domicilio con los que se acercaron al rival.

El Coritiba, en la decimoquinta casilla, le dio una paliza por 4-0 al Cruzeiro, octavo en la tabla, con goles de Roberto, Lucas Mendes, Ayrton y Anderson Aquino.

Un resultado que se reeditó en Porto Alegre, donde el Gremio, cuarto con 31 puntos, destrozó por 4-0 a un colista Figueirense, hundido al final de la tabla con 11 puntos.