La presidenta costarricense, Laura Chinchilla, finalizó hoy su periplo de ocho días por China visitando la histórica ciudad de Xian (Shaanxi, noroeste) tras varias reuniones de alto nivel en Pekín en las que acordó intensificar las relaciones bilaterales.

Chinchilla emprendió rumbo a Corea del Sur tras su visita al enclave de los famosos Guerreros de Terracota de Xian, la antigua muralla de la ciudad y otros lugares de la provincia de Shaanxi, según confirmaron a Efe fuentes de le Embajada de Costa Rica en Pekín.

"Lo de este fin de semana ha sido más que nada una visita turística acompañada por las autoridades", añadieron las fuentes, mientras la agencia oficial Xinhua detalló que Chinchilla se reunió con Zhao Zhengyong, el gobernador de la citada provincia, durante el fin de semana.

La presidenta, añade Xinhua, se comprometió con el líder provincial a mejorar la cooperación en educación, energía e infraestructura entre el país centroamericano y la región china.

Según declaraciones de Zhao recogidas por la agencia, Chinchilla se quedó "muy impresionada con el nivel de protección de las reliquias históricas y del medio ambiente en Xian".

"Se ha marchado muy contenta con los resultados de su viaje", añadieron las fuentes diplomáticas a Efe.

La mandataria comenzó el viaje a China el pasado día 12, y desde entonces ha mantenido reuniones con el presidente, Hu Jintao, el primer ministro, Wen Jiabao, el presidente del Parlamento, Wu Bangguo, y el vicepresidente, Xi Jinping, el hombre que en principio reemplazará a Hu el próximo octubre.

Durante su cita con el actual presidente chino el pasado jueves se firmaron ocho acuerdos de cooperación en ámbitos como el turismo, la colaboración económica o la salud.

Ambos países también suscribieron un memorándum de entendimiento con vistas al establecimiento de una zona industrial especializada en inversiones chinas en territorio costarricense.

El modelo para desarrollar esa zona es la ciudad china de Suzhou (este), que Chinchilla visitó esta semana durante su gira, además de Shanghái y, por último, Xian.