El candidato presidencial opositor de Venezuela, Henrique Capriles, se comprometió hoy a reducir la inseguridad en Caracas, una de las ciudades más violentas de Latinoamérica, y dar resultados visibles en un año, de ganar los comicios del próximo 7 de octubre.

"Yo les aseguro que en un año en Caracas veremos resultados. En Caracas, empezaremos a sentir la seguridad en nuestras calles, en nuestros barrios, que nuestro pueblo pueda caminar tranquilo", dijo Capriles en un mitin celebrado en un barrio popular de Caracas.

El líder opositor dijo que su "principal tarea" de ganar la Presidencia será la de erradicar la violencia de la capital del país donde el año pasado, según un estudio de la Alcaldía Mayor, se registraron 3.479 homicidios -nueve al día-, ubicando la tasa en 108 por cada 100.000 habitantes.

"Nosotros no queremos vivir en una ciudad donde la violencia sea la que gobierne", señaló Capriles, quien aspira a ganar las elecciones del próximo 7 de octubre ante el presidente, Hugo Chávez, quien busca su tercera elección.

"Y yo veo que el Gobierno habla y habla en cadenas de radio y televisión y nunca mencionan el tema de la inseguridad. Ya son 14 años. ¿Tú te imaginas seis años más de un Gobierno que no tiene compromiso con la seguridad de nuestro pueblo?", se preguntó.

De acuerdo con cifras gubernamentales, en Venezuela murieron asesinadas 14.092 personas el año pasando, lo que ubica la tasa de homicidios del país en 50 por cada 100.000 habitantes, un índice que el Ejecutivo admite que está "por encima de la media de América Latina".

De hecho, el 20 de junio pasado, Chávez lanzó una nueva misión para dar respuesta a las altas cifras de violencia reconociendo que el problema es "grave" e "inobjetable" y que su país ocupa el quinto lugar mundial en homicidios.

Para erradicar paulatinamente la violencia, Capriles dijo que hay que tomar medidas preventivas como "fortalecer la educación y el empleo", así como iluminar las calles, recuperar los espacios públicos y deportivos o masificar la cultura.

Aseguró también que se necesitan "por lo menos tres veces más" policías de los que hay actualmente en Caracas y subrayó la necesidad de que estén mejor pagados.

Además de abogar por una modificación del actual sistema carcelario, hizo un llamado especial para "poner a funcionar el sistema de administración de justicia y que la justicia igual para todos, no politizada".

"Si hacemos todo eso, yo les aseguro, mi hermano, que en un año, usted va a sentir seguridad en lo que yo aspiro que se la sucursal del cielo, nuestra querida Caracas", afirmó.