El presidente Barack Obama criticó el sábado la fórmula presidencial republicana por ofrecer lo que calificó de una "cura mágica" en forma de reducciones de impuestos para los ricos y las campañas de ambos candidatos se atribuyeron ventajas en sus enfoques sobre el seguro federal Medicare, un tema electoral delicado.

En un mensaje en la Florida a gente de edad avanzada, el aspirante vicepresidencial republicano Paul Ryan acusó a Obama de usar Medicare como una "alcancía" para su plan de seguro de salud.

Partidario entusiasta de modificar Medicare, Ryan habló apasionadamente en defensa del programa y presentó su madre a los votantes para asegurarles que el programa de salud "estuvo allí para nuestra familia" y "tenemos que mantener esa garantía".

Ryan procuró mantener un equilibrio cuidadoso en el tratamiento del tema en su discurso a una comunidad de jubilados. Mitt Romney y su compañero de fórmula han sido criticados por Obama por las propuestas de Ryan en el Congreso para reestructurar Medicare. Ryan dijo que Medicare será protegido para la gente que está retirada o cerca del retiro, pero quiere que las generaciones más jóvenes tengan alternativas a esa prestación.

Obama, en una presentación en Nueva Hampshire, caracterizó el día de las elecciones como una opción entre dos enfoques fundamentalmente diferentes en cuanto a la responsabilidad del gobierno frente a sus ciudadanos. Su caracterización de los planes de Romney de favorecer a los ricos no fue nada nuevo, pero pareció particularmente incisiva.

"Han estado tratando de vender esta cura mágica antes", dijo a su auditorio en Windham, Nueva Hampshire. "No les resultó. No les resultará. No reducirá el déficit ni creará empleos. Es la dirección equivocada" para Estados Unidos.

Ryan se presentó en The Villages junto con su madre Betty Ryan Douglas, de 78 años, mientras Romney tenía una serie de actos de recaudación de fondos en Massachusetts. El legislador de Wisconsin dijo que comprobó los beneficios de Medicare cuando su madre, afectada por la enfermedad de Alzheimer, se mudó junto con su familia.

"No es solamente un programa", afirmó. "Es aquello de lo que depende mi mami".

Acusó a Obama de socavar Medicare cortando miles de millones de dólares del programa para dedicar a su plan de cuidado de la salud y afirmó: "Queremos este debate. Necesitamos este debate. Vamos a ganar este debate".

Sin embargo, los estadounidenses de edad más avanzada se han resistido a los cambios en Medicare, el programa federal de seguro de salud para la gente a partir de los 65 años y los discapacitados.