El polifacético Robert Redford, eterno guapo de Hollywood, cumple hoy 76 años como director y protagonista de su vida, papeles que asume en su próximo filme, "The Company You Keep", y con el que alcanza una madurez prolífica que compagina con su apoyo al cine independiente.

Brillante actor y comprometido productor de cine independiente, en estos 76 años de pura vitalidad ha seguido sus instintos y ha llevado las riendas de su vida, que ha conducido desde los momentos más difíciles a los logros más laureados.

Estrella consumada del béisbol universitario, Redford perdió a su madre con 18 años y poco después dejó la universidad para emplearse en los campos petrolíferos de California y viajar por Europa con lo ahorrado.

El protagonista de "The Sting" y "Indecent Proposal" probó las mieles del teatro a su regreso del viejo continente, protagonizando en 1962 la obra "Barefoot in the Park", adaptada después a la gran pantalla.

Pero su estrellato en Hollywood llegó de la mano de "Butch Cassidy and the Sundance Kid" (1969), que le supuso el Premio BAFTA al mejor actor por su interpretación junto a Paul Newman, con quién volvió a coincidir en "The Sting" (1973), otra de sus más exitosas películas.

Más que un galán de cine, Redford ha sido un actor incombustible y versátil, un forajido en "Butch Cassidy and the Sundance Kid", periodista en "All the President's Men" y fotógrafo aventurero en "Out of Africa".

La avidez de este californiano le llevó tiempo después a tomar la batuta en el celuloide y ponerse al otro lado de la cámara, una afición que no ha abandonado.

Director de "Quiz Show" y de "Ordinary People", primera película que le valió el Oscar al mejor director en 1980, siempre ha reconocido que cuando empezó a hacer sus propias películas buscaba aportar un punto de vista crítico en política y otros asuntos.

Pero su proyecto más personal y arriesgado, que ya ha cumplido tres décadas, es sin duda la fundación del Festival de cine independiente de Sundance, que creó en 1981 en su rancho de Utah (Estados Unidos).

Así invirtió Redford las cuantiosas sumas de su éxito cinematográfico, ofreciendo a otras personas la oportunidad de hacer películas y convertirse en artistas.

En este cometido, a este prestigioso festival "indie" le siguieron después un instituto de cinematografía, el canal de televisión Sundance Channel y una cadena de salas de cine dedicadas la distribución de películas y documentales independientes.

En su regreso a la interpretación -además de dirección- con la cinta "The company you keep", que se estrenará próximamente, Redford coprotagoniza junto a Shia LaBeouf la versión cinematográfica de la novela de Neil Gordon, publicada en 2003 y cuyo guión ha adaptado Lem Dobbs.

En ella interpreta a un exmilitante de una organización de la izquierda radical de Estados Unidos, Weather Underground, perseguido por el FBI desde hace 30 años, tiempo en el que ha vivido con una identidad falsa que amenaza ahora con descubrir un ambicioso periodista.

Redford, que tiene tres hijos de un primer matrimonio, vive en la actualidad con la pintora alemana Subylle Szaggars, con la que se casó en 2009 después de mantener con ella una larga relación.

Su tesón trasciende la industria del cine: es un reconocido activista por los derechos humanos, la libertad de expresión y la preservación del medio ambiente y suele participar en las campañas del partido demócrata.

La estrella de Redford no se apaga y brilla con el oro de sus primeros días. Porque este actor, productor y director es historia viva del cine.