El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, felicitó hoy al presidente palestino, Mahmud Abás, por el Eid al Fitr, la festividad musulmana que pone fin al mes sagrado del Ramadán y condenó un reciente ataque de colonos judíos a palestinos.

Netanyahu conversó hoy con Abás, con analizó el ataque sufrido el jueves por una familia palestina que viajaba en un vehículo al que colonos judíos arrojaron un cóctel molotov, lo que causó cinco heridos, entre ellos dos niños de cuatro años.

El jefe del Gobierno israelí prometió que "hará todo lo que esté en su mano para llevar a los responsables ante la justicia", según refiere un comunicado de la Oficina del Primer Ministro.

Ayer, Netanyahu ya calificó de "muy grave" lo sucedido y así se lo transmitió a las autoridades palestinas.

El suceso se registró en el sur del distrito cisjordano de Belén, cerca del asentamiento judío de Beit Ain.

Los menores sufrieron quemaduras de primer grado, mientras que el resto de los ocupantes del vehículo de segundo y tercer grado, dijeron fuentes sanitarias palestinas citadas por la prensa local.

El Gobierno palestino condenó el pasado martes "los ataques continuados de la ocupación contra el pueblo palestino y sus propiedades".