Al menos cuatro civiles murieron hoy en un atentado con bomba registrado en un mercado de la provincia occidental afgana de Herat, donde se encuentra desplegado parte del contingente español en Afganistán, informó a Efe una fuente oficial.

El atentado tuvo lugar en la localidad de Shindand, capital del distrito del mismo nombre, y causó heridas a otras nuevas personas -entre ellas tres policías-, según dijo a Efe el portavoz de la policía local, Abdul Raouf Ahmadi.

"El artefacto explosivo fue colocado muy cerca de las oficinas centrales del gobierno del distrito", detalló el portavoz policial.

En Afganistán se conmemora hoy el Día de la Independencia y mañana, domingo, se celebrará el "Eid-ul-Fitr", la festividad que marca el fin del mes de Ramadán, por lo que decenas de personas se habían congregado en el mercado para realizar compras.

Ningún grupo reivindicó la autoría del ataque, aunque es habitual que los insurgentes recurran a estos atentados en su lucha por implantar un régimen integrista y lograr la salida de las tropas extranjeras.

El pasado miércoles una bomba en un mercado de la capital de la misma provincia, Herat, dejó 14 civiles heridos, dos de ellos graves.

En la ciudad de Herat tiene su sede una Base de Apoyo Avanzada dirigida por tropas de España, un país que en total tiene desplegados en el país unos 1.500 militares.

Este es el cuarto atentado registrado en mercados de Afganistán esta semana, aunque ha sido mucho menos sangriento que los dos primeros, ocurridos el martes en las ciudades de Zaranj (suroeste) y Kunduz (norte), en los que murieron una cuarentena de personas.