Ante los cortes de electricidad en medio del sofocante calor de agosto, los egipcios han respondido con sarcasmo a los consejos de su primer ministro, Hisham Qandil, que ha recomendado "vestir ropa de algodón" y "juntarse en el mismo cuarto".

Los problemas con el suministro eléctrico en las últimas dos semanas, que han llegado a paralizar el metro y la bolsa durante unas horas y dejar en la oscuridad ciudades enteras en el sur de Egipto, ocasionaron el enfado de los egipcios.

Cuando el nuevo jefe del Gobierno, cercano a los Hermanos Musulmanes, se pronunció sobre este problema, las quejas dieron paso a los chistes, que no dejan de invadir las redes sociales de Facebook y Twitter.

En vez de prometer una solución, Qandil optó por pedir a los ciudadanos ahorrar energía, recomendando a las familias juntarse en la misma habitación de sus casas y vestirse con ropa de algodón para soportar el calor sin ventiladores ni aire acondicionado.

"Hisham Cottonile" en vez de Hisham Qandil, así bautizaron varios internautas al primer ministro, en referencia a una famosa marca egipcia de ropa interior de algodón, que recomendaron a los ciudadanos para reirse de los consejos del jefe del Gobierno.

El color de la prenda con la que tienen que vestirse también ha ocupado espacio en los chistes, ya que algunos se preguntaron si tiene que ser sólo blanca para evitar que los colores destiñan.

Otros ironizaron sobre la situación de los egipcios que ya viven en una sola habitación: ¿Qué van a hacer? ¿Desnudarse y juntarse en el mismo cuarto para ahorrar electricidad?".

Las instrucciones de Qandil para que el pueblo se vista con prendas de algodón han sido tomadas sarcásticamente como un visto bueno para que se utilice sólo ropa interior y de marca "Cottonile".

En este sentido, una caricatura muestra a una mujer en lencería mientras su marido le dice que ya no tiene que ponerse ni el "hiyab" (velo islámico que cubre el cabello) ni el "niqab" (velo que cubre todo el rostro salvo los ojos), porque Qandil permitió a todos quitarse la ropa y vestirse sólo con "Cottonile".

Tras la llegada de los islamistas al poder con el nombramiento del candidato de los Hermanos Musulmanes como presidente de Egipto, muchos ciudadanos, entre ellos cristianos y musulmanes no conservadores, temen un cambio de los hábitos de vestimenta en el país, como la imposición del uso de los citados velos.

Otras viñetas utilizadas en esta ola de críticas presentan a un ciudadano vestido con ropa interior, con una vela en la mano y una escoba en la otra, en referencia a las instrucciones de Qandil para ahorrar electricidad y las de presidente, Mohamed Mursi, para limpiar las calles.

Con este diseño, titulado "el buen ciudadano", los egipcios critican el comportamiento de las autoridades, que les piden resolver todo tipo de problemas como la acumulación de la basura en las calles y los cortes de electricidad.

"¿Qué más queréis del pueblo? ¿Qué camine para solucionar el tráfico o qué no enferme para que no haya problemas en el servicio médico?", se preguntaron algunos en Facebook.

Cuando Qandil habló de los repetidos cortes de electricidad, que supuestamente se deben al suministro de energía de Egipto a la franja de Gaza, informó al pueblo de que ahorrar electricidad es opcional este año, pero será obligatorio el próximo.

Este comentario fue recibido con más preguntas sarcásticas como "¿Qué hará el ciudadano que no le guste el Cottonile?".

Los internautas hicieron, además, anuncios de un nuevo tipo de bragas familiares, donde cabe una familia entera en una sola pieza.

"Tras la petición de millones de familias egipcias, Cottonile ha hecho una braga familiar para protegerse del calor de verano y ahorrar el 70% de electricidad", dice la publicidad.

Otra imagen sarcástica en internet muestra al primer ministro con una braga de color rojo en la mano mientras dice: "Doctor Cottonile Qandil ofrece la solución inteligente para resolver el problema del verano, que es que el gran pueblo egipcio viva en bragas".

HASH(0x8d224e0)

Heba Helmy