El comandante de las Fuerzas Aeroespaciales del Cuerpo de Guardianes de la Revolución, General Amir Ali Hayizadeh, aseguró hoy que un eventual ataque de Israel a Irán daría motivo a los militares iraníes para "librar a toda la humanidad de ese tumor canceroso".

Hayizadeh repite así las palabras del presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, quien en un acto multitudinario con motivo del "Día Internacional de Jerusalén" dijo ayer que el Estado de Israel es "un tumor canceroso del que hay que extirpar hasta la última célula".

En repuesta a las últimas amenazas del Gobierno israelí de atacar instalaciones nucleares de Irán, Hayizadeh aseguró que la reacción iraní a cualquier agresión será "rápida, amplia y destructiva", en declaraciones difundidas por la agencia oficial, IRNA.

Según el oficial, "la resistencia islámica y el frente antiisraelí llevan largo tiempo buscando la oportunidad de vengar las matanzas" de palestinos llevadas a cabo por Israel, y este sería un motivo para llevar a cabo su desquite.

"Si el régimen sionista lleva a cabo sus amenazas, nos dará la oportunidad de eliminar ese régimen inventado y de tirarlo al cubo de la basura de la historia", agregó el jefe de las unidades aéreas de los Guardianes de la Revolución, el cuerpo especial de defensa del sistema islámico de Irán.

Irán, insistió el general Hayizadeh, "se alegraría de que los sionistas (israelíes) llevaran a cabo sus amenazas, pues nos darían una buena oportunidad y la excusa para acabar con ese régimen falso, ocupante y usurpador y de librar a toda la humanidad de ese tumor canceroso".

Sin embargo, afirmó que, en su opinión, más que opciones reales, las amenazas israelíes "son propaganda y guerra sicológica" previas a la cumbre del Movimiento de Países No Alineados, que se celebrará a finales de este mes en Teherán, y las elecciones presidenciales del próximo noviembre en Estados Unidos.

El pasado jueves, el líder supremo iraní, ayatolá Ali Jamenei, pidió una participación "entusiasta" en las manifestaciones del Día de Jerusalén, en apoyo de los palestinos y contra el control de esa ciudad por Israel, país del que dijo que "será borrado de la geografía mundial" y su territorio "devuelto a la nación palestina".