Irán respalda la creación de un grupo de contacto junto a Turquía, Arabia Saudí y Egipto para resolver conflictos regionales en Oriente Medio, como el caso de Siria, según dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní, Ramin Mehmanparast.

"Estos cuatro países pueden trabajar como grupo de contacto para seguir y revisar las cuestiones regionales y establecer la paz en la zona tan pronto como sea posible, además de aliviar las tensiones", dijo Mehmanparast en declaraciones recogidas hoy por la televisión oficial iraní en español, HispanTV.

La propuesta de este grupo de contacto compuesto por las cuatro principales potencias musulmanas del área surgió del presidente egipcio, Mohamed Mursi, en la cumbre extraordinaria de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) celebrada los días 14 y 15 de agosto en la ciudad saudí de La Meca.

En el caso de Siria, Irán es el principal aliado del régimen de Damasco en Oriente Medio, mientras Turquía y Arabia Saudí respaldan a los rebeldes que pretenden derrocar al presidente, Bachar al Asad.

En referencia a Siria, Mehmanparast dijo que el régimen de Damasco "paga el precio" de su actuación contra Israel, ya que consideró que israelíes y estadounidenses quieren abrir una brecha en ese frente para luego atascar a otros países que se les resisten.

Además, afirmó que "las potencias hegemónicas" (EE. UU. y sus aliados occidentales) crean diferencias entre los países musulmanes de la zona lo que supondrá graves problemas para algunos de ellos.

El pasado 9 de agosto, una conferencia de consulta celebrada en Teherán por casi una treintena de países para tratar la situación de Siria planteó la creación de un "grupo de contacto" de los participantes para "poner fin a la violencia y promover un diálogo integrador entre el Gobierno sirio y la oposición".

Los reunidos, entre los que estaban la ONU, Rusia, China, la India e Irán, algunos países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) y otros estados de Asia y África, consideraron "el diálogo nacional como la única manera de resolver el conflicto de Siria".

En el comunicado final de la reunión, los participantes pedían a a los beligerantes en Siria que cesaran "por tres meses" las hostilidades para iniciar negociaciones mediante "mecanismos pacíficos".