El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, reconoció hoy que el país sigue sufriendo "graves problemas" de abastecimiento de energía eléctrica, pero aseguró que si no hubiera llegado al poder en Venezuela se alumbraría con faroles y se cocinaría con leña.

"Yo sé que aquí en el estado Bolívar todavía y sobre todo en Ciudad Bolívar hay graves problemas, graves fallas en la energía eléctrica, yo lo sé, y aquí también, en San Félix, (...) ¡bueno y en casi toda Venezuela!", dijo Chávez en un acto de campaña en esta última localidad, en el sureste del país.

"A pesar de los gigantescos esfuerzos que ha hecho el gobierno (...) pues todavía no hemos terminado de recuperar, de construir un sistema eléctrico nacional", dijo.

El presidente venezolano defendió el plan de inversiones que ha llevado a cabo durante su gobierno, que se encontró en 2010 ante una severa crisis eléctrica que llegó a paralizar sectores de la economía.

Todavía en muchas zonas del país son habituales los cortes de energía eléctrica.

Chávez, que dirige el país desde 1999, culpó a la falta de inversiones durante los años 80 y 90 de las carencias del sistema eléctrico nacional.

"Si no hubiera llegado la revolución hoy Venezuela estaría apagada, yo creo que estaríamos alumbrándonos con faroles y cocinando con leña (...) estaríamos como en la prehistoria", dijo.

Indicó que se están instalando grandes plantas termo-eléctricas y subestaciones como parte del proyecto energético Angostura y se están haciendo millonarias inversiones.

"La gran represa del Guri estaba en riesgo de pararse por falta de mantenimiento ahí estamos reparando, que es una reparación integral que quedan como nuevas, cuatro máquinas", dijo en alusión a la presa situada en el sureste del país, que genera el 70 % de la energía eléctrica de Venezuela.

Según datos del Ministerio de Energía Eléctrica, Venezuela tiene actualmente una capacidad cercana a los 25.000 megavatios de producción.

El exministro de Energía Eléctrica Alí Rodríguez reconoció "autocríticamente" el año pasado errores en el mantenimiento del sistema de transmisión y distribución eléctrica del país, como parte de los problemas en el suministro nacional.