El venezolano Miguel Cabrera y el dominicano Edwin Encarnación pegaron sendos cuadrangulares y mantienen encendida la carrera por el mejor jonronero en la Liga Americana, al estar empatados en el tercer lugar de la lista.

Mientras que en la lomita el triunfo tuvo protagonistas mexicanos con los lanzadores Yovani Gallardo y Luis Mendoza que ganaron sus respectivas salidas.

Cabrera botó la pelota fuera del parque y ayudó a los Tigres de Detroit a vencer 5-3 a los Orioles de Baltimore.

El venezolano castigó con cuadrangular solitario al abridor Tommy Hunter para sumar 31 en lo que va de campaña y afianzarse tercero en la lista de la Americana en ese apartado, detrás de Josh Hamilton, de los Vigilantes de Texas, y Adam Dunn, de los Medias Blancas de Chicago, que tienen 34 cada uno.

El abridor dominicano Joaquín Benoit (2-3) lanzó un episodio perfecto y se hizo del triunfo.

Su compatriota el cerrador José Valverde (23) trabajó una entrada y se acreditó el rescate, permitiendo un imparable y retirando a uno por la vía del ponche.

Mientras que Encarnación (31) también hizo sonar el bate y ayudó a los Azulejos de Toronto a vencer 3-2 a los Vigilantes, que recibieron el castigo del toletero dominicano en el primer episodio al descifrar los lanzamientos del novato japonés Yu Darvish.

El dominicano le desapareció la pelota a Darvish llevando a un corredor por delante, con un "out" en la pizarra y se afianza como tercer mejor jonronero, empatado con Cabrera.

El parador en corto dominicano José Reyes también se voló la barda para llevar a los Marlins de Miami a un triunfo por 6-5 sobre los Rockies de Colorado.

Reyes (9) castigó con batazo de cuatro esquinas contra la serpentina del abridor Jeff Francis.

El dominicano cazó los envíos de Francis y le sacó la pelota por todo lo alto del jardín izquierdo, llevando a dos corredores en circulación, con dos outs en el episodio.

Lo propio hizo su compañero el boricua Giancarlo Stanton que por quinto partido consecutivo pegó jonrón y llegó a los 23 en lo que va de temporada.

El receptor dominicano Miguel Olivo hizo botó la pelota fuera del parque y dio a los Marineros de Seattle un triunfo por 5-3 sobre los Mellizos de Minnesota.

Olivo (9) pegó batazo de cuatro esquinas en el segundo episodio sin corredores en circulación.

El dominicano castigó a los Mellizos ligó cuadrangular ante los lanzamientos del abridor Nick Blackburn, sin gente en los senderos.

El segunda base venezolano Marco Scuttaro se voló la barda para los Gigantes de San Francisco, que derrotaron por paliza de 10-1 a los Padres de San Diego y se quedaron solos en el primer lugar de la División Oeste de la Liga Nacional.

Scutaro (6) conectó de vuelta entera en el primer episodio en castigo a los servicios del abridor Ross Ohlendorf, sin corredores en los senderos y con un "out" en la pizarra.

El receptor puertorriqueño José Molina mandó la pelota a la calle en el partido que los Rays de Tampa Bay ganaron por paliza de 12-3 a los Angelinos de Los Ángeles.

Molina (5) superó los lanzamientos del relevo Jason Isringhausen en el octavo episodio, sin corredores por delante.

En la derrota el antesalista venezolano Luis Valbuena (4) pegó jonrón para los Cachorros de Chicago, que perdieron 3-7 contra los Rojos de Cincinnati.

Desde el montículo Gallardo volvió a estar dominante y se acreditó su cuarto triunfo consecutivo después que los Cerveceros de Milwaukee ganaron 6-2 a los Filis de Filadelfia.

Gallardo (12-8) lanzó siete episodios, permitió cuatro imparables, una carrera limpia, dio dos pasaportes y retiró a nueve bateadores rivales por la vía del ponche.

El serpentinero mexicano terminó su labor con 118 envíos, 71 de ellos fueron perfectos a la zona del strike, y dejó en 3,67 su promedio de efectividad después de dominar a 27 enemigos.

Su compatriota Mendoza lanzó siete sólidos episodios y dirigió el triunfo de los Reales de Kansas City por 4-2 sobre los Medias Blancas de Chicago.

Mendoza (7-8) trabajó siete entradas, permitió cuatro imparables, un jonrón, dos carreras, dio una base y recetó dos ponches después de dominar a 25 enemigos con 85 envíos, 51 de ellos dirigidos a la zona perfecta del strike, y dejó en 4.26 su promedio de efectividad.

El receptor venezolano Salvador Pérez pegó doble de dos carreras en el séptimo episodio para definir la pizarra de los Reales.

El cerrador dominicano Rafael Soriano (30) se acreditó el rescate de los Yanquis de Nueva York, que vencieron 6-4 a los Medias Rojas de Boston.