El técnico de Arsenal, Arsene Wenger, admite que se juega mucho al dejar que el capitán Robin van Persie sea transferido al Manchester United, y dice que el club también podría perder al volante Alex Song.

El goleador van Persie firmó el viernes un contrato por cuatro años con Manchester United después de ser transferido por una cifra que la prensa calcula en 24 millones de libras (38 millones de dólares).

"Sé que es un enorme riesgo que tomo pero tenemos la calidad como para enfrentar el problema", afirmó Wenger.

El técnico agregó que también podría irse Song, por quien parece estar interesado Barcelona.

Cuando se le preguntó si Song se iría y si Arsenal contrataría a otros jugadores, Wenger respondió: "ambas cosas son posibles".