La tormenta tropical Helene perdió fuerza este sábado y se convirtió en depresión al alcanzar la costa de Veracruz, en el Golfo de México, donde todavía miles de personas se recuperan de las inundaciones que trajo la semana pasada el huracán Ernesto.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos en Miami informó que Helene, que se ubica a 40 kilómetros al noreste de Cabo Rojo, Veracruz, y a unos 50 kilómetros del sureste de Tampico, en Tamaulipas, tenía vientos máximos sostenidos de 55 kilómetros por hora.

Helene dejó una gran cantidad de lluvia en las zonas afectadas, según un reporte de la Comisión Nacional del Agua en Veracruz, donde los principales puertos de la zona centro y norte del estado se encuentran cerrados a la navegación menor debido a la presencia del meteoro.

De acuerdo con el informe, la depresión tropical Helene se moverá hacia el noreste de México sobre las costas de Tamaulipas y aunque irá debilitándose, las precipitaciones continuarán afectando las cuencas de los ríos Pánuco y Nautla, además de dejar lluvia en buena parte del sur del vecino estado de Tamaulipas.

La secretaria de Protección Civil del gobierno de Veracruz, Noemí Guzmán, informó que ningún río se encuentra todavía rebasado en su nivel crítico.

Guzmán dijo que Helene es un meteoro "desorganizado en sus bandas nubosas y es precisamente por esto que debemos tener precaución, pues la lluvia es de moderada a intensa en varias regiones del estado de Veracruz" e invitó a la población a no salir de sus casas si no es necesario porque además se esperan tormentas eléctricas así como guardar documentos importantes y mantener almacenados alimentos en conserva y agua embotellada.

Persiste el cielo nublado, lluvias de moderadas a intensas, elevación en el oleaje aunque la velocidad de los vientos es débil aún en la zona central del estado y se tiene previsto que en la zona norte las ráfagas puedan alcanzar hasta los 100 kilómetros por hora.

En el puerto de Veracruz y ante la persistencia de la lluvia, diversas colonias son reportadas con anegamientos importantes como es el caso de la Floresta y la Reserva Uno, donde vecinos solicitan el apoyo vía estaciones de radio locales para evitar que el agua se introduzca a sus domicilios.

El estado de Veracruz se repone del paso de la tormenta tropical Ernesto, que entre el 8 y 10 de agosto ocasionó daños en al menos 143 municipios, de acuerdo con la declaración de emergencia de la Secretaría de Gobernación.

El gobierno de México declaró el estado de emergencia en más de 100 poblados del estado de Veracruz y proporcionaba ayuda de emergencia. El Servicio Meteorológico Nacional mexicano advirtió sobre lluvias y vientos intensos a lo largo de las costas de Veracruz y Tamaulipas, con lluvia fuerte y granizo, así como posibles tormentas eléctricas.