Cuatro hombres y tres mujeres han sido detenidos por su implicación en el tiroteo en el que este jueves murieron dos agentes y quedaron heridos otros dos en el estado de Luisiana (EE.UU.), informó hoy la cadena CNN.

Por el momento, solo se han presentado cargos por el intento de asesinato de uno de los agentes de la oficina del alguacil de St. John Parish, Michael Boyington, que consiguió sobrevivir a los disparos.

Brian Lynn Smith, de 24 años, ha sido acusado de intento de asesinato de Boyington.

Cinco de los detenidos, cuyas edades van de los 23 a los 44 años, están en prisión, mientras que otros dos siguen hospitalizados por heridas de bala, según una portavoz de la policía del estado del Luisiana.

Aunque los hechos siguen siendo confusos, al parecer Boyington fue tiroteado sobre las cinco de la mañana de ayer en una zona cercana a Nueva Orleans donde el agente controlaba el tráfico.

Pese a estar herido, Boyington tuvo tiempo de avisar a sus compañeros, que al llegar a la zona fueron sorprendidos por una persona armada con un rifle de asalto, que les disparó, causándole la muerte a dos agentes.

En el suceso se realizaron hasta 20 disparos y se usaron varias armas, según la policía del estado de Luisiana, que aún desconoce los motivos que desataron el tiroteo.