Una dividida Comisión de Derechos Civiles de Estados Unidos escuchaba el viernes en Birmingham testimonios sobre las leyes estatales para combatir la inmigración ilegal en Alabama y otros estados.

El secretario de Estado de Kansas Kris Kobach declaró que las leyes no son discriminatorias ni favorece la caracterización racial. Kobach colaboró en la redacción de las leyes en Alabama y Arizona.

Varios manifestantes interrumpieron la declaración de Kobach hasta que fueron expulsados del recinto por la policía. Los miembros de la comisión comenzaron a discutir entonces entre ellos antes de que el presidente restaurara el orden.

El representante estatal de Alabama Chris England dijo a la comisión que la policía podría utilizar "señales" basadas en la apariencia física para efectuar detenciones de tránsito conforme a la ley, pese a la prohibición de hacerlo.

Los comisionados emitirán un informe en unos meses sobre sus conclusiones. Los ocho miembros de la comisión son por partes iguales demócratas y republicanos.