El presidente boliviano, Evo Morales, sostuvo hoy que la supuesta amenaza del Reino Unido de intervenir la embajada de Ecuador en Londres es una "agresión" no solo a ese país, sino a Bolivia y a "toda Latinoamérica".

"Si ahora todavía (prevalece) esa mentalidad de amenazar una embajada, a la embajada de Ecuador en Londres, se equivocan. Esa amenaza, esa agresión no solo es a Ecuador, es a Bolivia, es a Sudamérica y a toda Latinoamérica", dijo Morales en un acto en la región norteña de Pando, fronteriza con Brasil.

El mandatario boliviano se refirió así a la denuncia que hizo el Gobierno de su aliado ecuatoriano Rafael Correa de supuestas "amenazas" del Reino Unido de intervenir su embajada en Londres para arrestar y extraditar al australiano Julian Assange, fundador de WikiLeaks, a quien Ecuador concedió ayer asilo.

"Yo quiero decir con mucho respeto a Inglaterra: No estamos en tiempo de invasión ni de saqueo, estamos en tiempo de integración y de trabajo conjunto para nuestros pueblos", agregó Morales.

Insistió en que "los tiempos de invasión han pasado a la historia", aunque, según dijo, quedó "una deuda de Europa hacia Latinoamérica" por el "saqueo" cometido durante la colonia.

El fundador de WikiLeaks es responsable de la filtración y divulgación de miles de documentos secretos, principalmente de Estados Unidos, adonde teme ser enviado en última instancia y acusado de graves delitos, aunque no consta que allí se abriera ninguna causa contra él.

Ecuador buscará en las próximas horas el respaldo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (Alba) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), de las que es miembro Bolivia, para lograr que Assange, refugiado en la embajada ecuatoriana desde el 19 de junio pasado, pueda salir del Reino Unido.

Las autoridades británicas han descartado, por su parte, otorgarle un salvoconducto e insisten en que es su obligación entregar al australiano a Suecia, donde se le acusa de delitos sexuales que él niega.