El ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, instó hoy a los bancos privados a facilitar más el crédito y a reducir sus tasas de interés, pues de otro modo "van a comer polvo de la banca pública", que ofrece mejores condiciones.

Según el ministro, la banca privada debe "ser más osada" para competir con instituciones públicas como el Banco do Brasil, que en el segundo trimestre de este año "otorgó 35.000 millones de reales (17.500 millones de dólares) en créditos" a tasas de entre 6 y 8 por ciento, que consideró las más bajas del país.

En un seminario con agentes del mercado financiero celebrado en Sao Paulo, el ministro también garantizó que la banca pública, a través de instituciones "poderosas" como el propio Banco do Brasil y la Caixa Económica Federal, "seguirá mejorando su oferta crediticia" para estimular el crecimiento de la economía nacional.

Según Mantega, ese proceso será favorecido por la reducción de intereses que propicia el Banco Central, que este año ha permitido situar la tasa básica de referencia Selic en un 8 por ciento anual, una de las más bajas de las últimas décadas.

Apuntó, además, que esa tendencia a la baja de los intereses ayudará a reducir la entrada de capitales especulativos y a mejorar los niveles de inversiones productivas, que "son las que el país quiere".