El bateo productivo de los peloteros latinoamericanos estuvo presente una jornada más en el béisbol de las Grandes Ligas con siete que pegaron jonrones y seis ayudaron a los triunfos de sus respectivos equipos.

Los más explosivos estuvieron en con los Medias Blancas de Chicago que recibieron la ayuda de los cubanos Dayán Vicedo (19) y Alexi Ramírez (6) y el puertorriqueño Alex Ríos (19) que pegaron un jonrón cada uno de los cinco que registró la ofensiva del equipo.

La ayuda ofensiva con sabor latino permitió a los Medias Blancas ganar 7-2 a los Azulejos de Toronto y a la vez el abridor dominicano Francisco Liriano consiguió su primera victoria con el equipo de Chicago desde que fue traspasado por los Mellizos de Minnesota.

También botó la pelota fuera del parque el dominicano Pedro Álvarez, que llegó a su número 22 y ayudó a que los Piratas de Pittsburgh venciesen 10-6 a los Dodgers de Los Ángeles.

Otro que estuvo explosivo con el bate fue el jardinero boricua Giancarlo Stanton que pegó el vigésimo segundo cuadrangular de la temporada para los Marlins de Miami, aunque su equipo cayó derrotado por 5-3 frente a los Rockies de Colorado.

El tercera base dominicano Aramis Ramirez llegó a los 16 jonrones con el que pegó en el partido que los Cerveceros de Milwaukee ganaron por 7-4 a los Filis de Filadelfia.

Mientras que el bateador designado cubano Yoenis Céspedes también boto la pelota fuera del parque con el decimoquinto jonrón de la temporada y los Atléticos se aprovecharon para vencer 3-0 a los Reales de Kansas City y asegurarse en el segundo lugar de la División Oeste de la Liga Americana.

El bateo oportuno lo pusieron el campocorto panameño Rubén Tejada, que pegó su decimonoveno doblete de la temporada e impulsó carrera en el triunfo por 8-4 que lograron los Mets de Nueva York ante los Mets de Nueva York frente a los Rojos de Cincinnati.

El primera base mexicano Adrián González siguió con el bate oportuno y productivo e impulsó dos carreras para los Medias Rojas de Boston que ganaron 6-3 a los Orioles de Baltimore.

Su compatriota el cerrador Alfredor Aceves trabajó perfecta la novena entrada con tres ponches y consiguió el vigésimo cuarto rescate de la temporada.

La jugada defensiva de la jornada la protagonizó el primera base panameño Carlos Lee, que sin asistencia logró una doble matanza.