El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, subía el 0,79 % en los primeros compases de la sesión de hoy y eludía emprender la recogida de los beneficios de la víspera, cuando se apuntó la cuarta mayor subida del año por la mejoría del mercado de deuda.

A las 09.15 horas, el selectivo español recuperaba 58,50 puntos y se situaba en 7.475 unidades, en tanto que el Índice General de la Bolsa de Madrid avanzaba el 0,72 %.

La Bolsa afronta el cierre de una semana de escasa actividad, tras apuntarse ayer su quinta mayor subida del año al relajarse la tensión sobre la deuda española.

La certeza de que España recibirá en breve ayuda de la Unión Europea animaba las compras en el mercado secundario de deuda, en el que la prima de riesgo, que mide la confianza en la capacidad del país para hacer frente a sus compromisos, ha vuelto a situarse por debajo de 500 puntos básicos.

Además, los inversores han acogido con agrado las palabras de la canciller alemana, Angela Merkel, de que está comprometida a hacer todo lo posible para salvar el euro, al tiempo que advirtió de que Europa tiene que aprender a usar de forma "más eficiente" el dinero de los fondos estructurales.

Bankia se colocaba al frente de las subidas del IBEX, con un repunte del 5,64 %, y todos los grandes valores del mercado lograban alzas del 1,20 % para Iberdrola; del 0,91 % para Santander; del 0,65 % para Inditex; del 0,44 % para Repsol; del 0,43 % para Telefónica; del 0,42 % para Endesa, y del 0,17 % para BBVA.