El expresidente mexicano Vicente Fox advirtió hoy a los empresarios colombianos que el sector textil puede verse afectado e incluso desaparecer durante la vigencia del tratado de libre comercio (TLC) con EE.UU., aunque ensalzó las bondades de este acuerdo.

Fox participó en el congreso anual de la Confederación de Cámaras de Comercio de Colombia (Confecámaras) que termina este viernes en la ciudad caribeña de Cartagena de Indias y en la que expuso la experiencia mexicana en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que firmó en 1992 con Canadá y EE.UU.

El TLC entre Colombia y EE.UU. entró en vigor el pasado 15 de mayo, después de una década de negociaciones y mucho temor por los efectos negativo que pudiera tener el acuerdo en el sector agropecuario del país andino.

Para el expresidente, ni el campo ni la industria colombianas tienen por qué sufrir las consecuencias de EE.UU.

De hecho, según dijo, su país corrió suerte en esta área al convertirse "en el gran proveedor del mercado de los Estados Unidos, y la balanza comercial de alimentos entre las dos naciones es superavitaria para México".

Pero Fox alertó que el sector textil puede resultar afectado y recordó que "buena parte" de esta industria en México se vio obligada a "transitar hacia el sur, hacia Centroamérica y hacia otros lados".

Muchos de los empleos que se perdieron eran, sin embargo, de manufactura muy elemental, y según reconoció "fueron repuestos en México" por otros trabajos mejor remunerados y de más calidad.

"Que se van a perder algunos empleos en materia de textiles de baja calidad y de baja remuneración es probable, pero a cambio se van a llegar muchos empleos muy superiores", agregó.

México entró con ese acuerdo "a la nueva economía de la alta tecnología", y se han cambiado trabajadores "que hacían pantalones de mezclilla por empleos que fabrican televisiones LCD, computadoras, teléfonos móviles, chips, que se da en todo el norte de México en las maquiladoras".

Por eso, Fox indicó que el TLC "no es un fantasma o un problema a preocupar, como se ha dicho en el origen de los acuerdos de libre comercio".

"El acuerdo de libre comercio con Estados Unidos sólo en la industria automotriz le va a dar a Colombia un beneficio inconmensurable, mucho más allá de lo que podemos pensar", enfatizó Fox en una rueda de prensa previa a su intervención en el foro.

Además identificó esta herramienta comercial como "un gran paso al desarrollo de nuestros países" y añadió que "la prueba está en el caso de México, que a través de estos doce o quince años tuvo la oportunidad de construir la balanza comercial más grande de toda América Latina".

Según el exmandatario mexicano, "el comercio entre Canadá, Estados Unidos y México rebasa ya los 500.000 millones de dólares, es una balanza comercial tan grande como el resto de la América Latina toda junta".