El secretario ejecutivo de la Alianza Bolivariana para Nuestra América (ALBA), el venezolano Rodolfo Sanz, consideró hoy que Ecuador "no está desafiando a nadie" con su decisión de otorgar asilo diplomático al fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange.

"Ecuador no está desafiando a nadie, está ejerciendo un derecho establecido en convenciones internacionales al otorgar un asilo diplomático a una persona que teme por su seguridad, por su integridad y teme que no va ser sometido a un proceso con el respeto del debido proceso", dijo Sanz en una entrevista telefónica con Efe.

Por ello, consideró desproporcionados los titulares de prensa que hablan de un desafío por parte de Ecuador al Reino Unido y Estados Unidos. "Es una manejo mediático malintencionado", opinó.

Tan pronto como el Gobierno de Ecuador anunció este jueves la concesión del asilo a Assange, refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres, el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, consideró que no hay razones legales para otorgarle un salvoconducto con el que pueda viajar a este país.

Hague subrayó que la obligación legal del Reino Unido es entregar al fundador de WikiLeaks a Suecia, donde se le acusa de delitos sexuales que él niega, y dijo que su país no reconoce el concepto de "asilo diplomático" otorgado por Ecuador.

Sanz, que se encuentra en Ecuador, donde este fin de semana se reunirán los cancilleres de los países miembros para tratar del caso Assange, consideró un "exabrupto" la posición de Hague.

Para la Alba (Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua, Venezuela, San Vicente y las Granadinas, Dominica y Antigua y Barbuda), el Gobierno ecuatoriano actuó "correctamente" al otorgar el asilo solicitado el pasado 19 de junio por Assange, responsable de la divulgación de miles de documentos secretos, principalmente de Estados Unidos.

A título personal señaló que la negativa de salvoconducto "es simplemente un intento del Gobierno británico por anular el ejercicio pleno del derecho de asilo", algo que, en su opinión, debe plantear un debate en la OEA y en la ONU sobre la vigencia de los tratados internacionales que establecen esa figura.

El fundador de WikiLeaks tiene el "perfecto derecho" de acudir a cortes internacionales para que se emplace al gobierno británico a otorgar el salvoconducto, dijo a tenor de declaraciones en ese sentido del exjuez español Baltasar Garzón, que forma parte del equipo de defensa de Assange.

Si el salvoconducto no es concedido, tanto el gobierno de Ecuador como los abogados de Assange reclamarán "ante los tribunales que sean necesarios para que esa decisión se cumpla", dijo este jueves Garzón en República Dominicana.

Al anunciar la concesión de asilo, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, dijo que el Gobierno de Rafael Correa había recibido el miércoles un comunicado del Gobierno británico, cuyo texto no dio a conocer, que a su juicio constituye una "amenaza explícita".

Según la información dada por las autoridades ecuatorianas, en ese supuesto comunicado el Gobierno de David Cameron da a entender que podrían irrumpir en la sede de la Embajada para arrestar a Assange, pues deben cumplir con la obligación legal de extraditarlo a Suecia.

Sanz dijo que eso les parece "una declaración bravucona, de arrogancia imperial porque eso sería violatorio del territorio de Ecuador en territorio británico", por lo que la ALBA se ha solidarizado con Ecuador.

"Nuestra solidaridad es con el Ecuador porque pensamos que ejerció un legítimo derecho, no ha desafiado a nadie, y no podemos aceptar ninguno de nuestros países agrupados en el ALBA amenazas de ninguna potencia por muy desarrollada e industrializada que sea", remarcó.