El Consejo Permanente de la OEA inició hoy una reunión en la que decidirá si convoca a una reunión de cancilleres de América para tratar la crisis entre Ecuador y el Reino Unido por el caso del fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, señaló al comienzo de la sesión extraordinaria que el debate no debería centrarse en el derecho de asilo, sino en la "inviolabilidad de los locales diplomáticos", y se mostró de acuerdo en que los cancilleres decidan sobre ese asunto "de interés común".

"Es necesario que entendamos las consecuencias de aparecer en un momento como este no diciendo nada sobre la posibilidad de que un país miembro se enfrente a esta situación. Creo que a ninguno de nosotros le gustaría", señaló Insulza.

La propuesta de resolución de Ecuador, que pide convocar a los cancilleres el próximo jueves 23 de agosto en Washington, necesita una mayoría absoluta para ser aprobada, es decir, 18 votos a favor entre los 34 países miembros de la OEA con derecho a voto.

En la reunión de este jueves, sólo Estados Unidos y Canadá se opusieron abiertamente a la propuesta de Ecuador, y una mayoría de países la respaldó, entre ellos México, Colombia, Chile, Perú, Venezuela, Argentina, Brasil, Uruguay Paraguay, Costa Rica y Nicaragua.

Sin embargo, la mayoría de representantes de países de la Comunidad del Caribe (Caricom) no expresaron su opinión, por lo que su voto hoy, que se producirá en bloque, podría inclinar la balanza hacia un lado u otro.

El representante de Dominica, Hubert J. Charles, habló hoy en nombre del grupo al indicar que apoyan "una solución negociada del impasse entre el Reino Unido y Ecuador", aunque no aclaró si votará en contra de la propuesta.

Panamá sí mostró su desacuerdo a través de su representante alterno, José de Jesús Martínez, quien consideró "prematuro" convocar a los cancilleres y propuso "que el secretario general envíe delegaciones a Londres y Quito para determinar si la OEA como foro multilateral es un foro idóneo para tratar estos temas".

Por su parte, los representantes de Argentina, Nicaragua, Bolivia, Uruguay y Venezuela confirmaron su apoyo a la propuesta, y la de Estados Unidos, Carmen Lomellín, subrayó su rechazo al indicar que esa medida "no va a aportar valor y será incluso dañina para la fama de la institución internacional".

La propuesta de resolución pide a los cancilleres "considerar las amenazas vertidas por el Reino Unido en contra del Estado ecuatoriano y sus locales diplomáticos en dicho país", y acordar "las medidas que convenga adoptar".