El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció hoy que reservará una parte del plan de casas subsidiadas que impulsa su Gobierno para la clase media, un sector al que el mandatario ha venido haciendo guiños a lo largo de la campaña de cara a las elecciones de octubre próximo.

A través de una línea telefónica bautizada como "0800MiHogar", las familias de clase media venezolana podrán solicitar desde hoy al Gobierno una casa a precio subsidiado, indicó el presidente.

"Es un programa especialmente dirigido a los sectores medios o de medianos ingresos", dijo Chávez en un mensaje transmitido obligatoriamente por todos los medios del país.

Especificó que el plan se destina a aquellas familias que cobren entre cuatro y quince salarios mínimos, es decir, que ingresen entre 1.656 y 6.210 dólares mensuales.

E indicó que será el sector privado el encargado de levantar alrededor de 20.000 viviendas con el apoyo de la banca pública y privada.

Chávez dijo que este es un "plan novedoso" para la clase media que, según él, ha sido históricamente "estafada" por la alta burguesía.

El mandatario señaló que las familias que participen en el plan recibirán financiamiento a 30 años con un interés que oscilará entre 6.91 % y 11.42%, según los ingresos familiares.

El plan forma parte de la llamada Gran Misión Vivienda Venezuela, un programa social que fue lanzado en marzo del año pasado por el Gobierno y que espera suplir la demanda de cerca de tres millones de viviendas que se calcula que hay en el país en un lapso de siete años.

Chávez parte como favorito según la mayoría de encuestas de cara a las elecciones presidenciales del próximo 7 de octubre, donde el mandatario busca su tercera reelección consecutiva y se enfrentará al candidato de unidad de la oposición, Henrique Capriles.