Una veintena de representantes de organizaciones civiles estadounidenses se concentraron hoy frente a la embajada ecuatoriana en Washington para agradecer con flores al Gobierno de Rafael Correa por dar asilo al fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

Miembros de Code Pink, una asociación femenina por la justicia social, del Partido Verde y del movimiento Occupy se congregaron en la legación diplomática en el barrio de Georgetown con carteles que daban "gracias a Ecuador por defender la prensa libre" o exaltaban la "valentía" de Correa al desafiar al Reino Unido.

Uno de los asistentes, Mark Weisbrot, codirector del progresista Centro para la Investigación Económica y Política (CEPR, por su sigla en inglés), afirmó que esto demuestra "la independencia de Latinoamérica. Lo que estamos viendo no hubiese pasado hace quince años".

El "Reino Unido ha dado pasos sin precedentes al amenazar a una embajada. No hay en esa embajada un terrorista con armas nucleares, Assange es un hombre contra el que no se han presentado cargos en Suecia. Esos dos países actúan con Estados Unidos como una mafia", indicó Weisbrot.

Ecuador ha garantizado asilo a Assange en su legación de Londres, para evitar que Reino Unido extradite al fundador de la web de filtración de secretos WikiLeaks a Suecia para ser interrogado sobre acusaciones de delitos sexuales.

El Gobierno británico no le ha dado salvoconducto para dejar el país e insiste en que lo detendrá si tiene la oportunidad.

Los activistas entregaron varios ramos de flores y mensajes a los responsables de la embajada ecuatoriana en Washington y fueron recibidos en privado durante unos minutos.

"Queríamos dar las gracias a Ecuador por aguantar la presión de Reino Unido y Estados Unidos, hay gente aquí que quiere procesar a Assange por espionaje, lo que puede acarrearle la pena de muerte, y lo que hace el presidente (Rafael) Correa es importante", indicó a Efe Medea Benjamin, cofundadora de Code Pink.

Al salir de la legación, los activistas revelaron que la representación diplomática ecuatoriana ha recibido cartas de agradecimiento por la concesión de asilo a Assange, pero también mensajes de amenaza, por lo que han pedido protección del Servicio Secreto estadounidense.

Ray McGovern, analista de la CIA durante 27 años y un crítico feroz de la administración de George W. Bush, indicó que WikiLeaks, responsables de la mayor filtración de secretos de la historia de Estados Unidos, "ha cometido solo el crimen de extender la verdad".

Este caso, en su opinión, demuestra el poder de internet, "que no puede ser suprimido, aunque lo estén intentando con todas sus fuerzas".