El músico británico Paul McCartney se sumó hoy a la campaña internacional de apoyo a las tres integrantes del grupo punk ruso Pussy Riot que podrían ser condenadas mañana a penas de cárcel por cantar en una catedral contra el presidente ruso, Vladímir Putin.

"Queridas Nadia, Katia y Masha. Os escribo para mostraros mi apoyo en estos momentos de dificultad", señala la carta de McCartney, recogida por las agencias rusas.

"Quiero que sepáis que confío en que las autoridades rusas respeten los principios de la libertad de expresión para todos los ciudadanos de vuestro país y no os castiguen por vuestra protesta", agrega.

"En el mundo civilizado mucha gente tiene derecho a expresar su opinión, si esto no causa perjuicio. Estoy convencido de que éste es el mejor camino para cualquier sociedad", reza la misiva del excomponente de los Beatles.

El músico agrega: "Espero que seáis fuertes. Estoy seguro de que mucha gente que como yo cree en la libertad de expresión hará todo lo posible para apoyaros a vosotras y a la idea de la libre expresión artística". "Os deseo la mejor de las suertes", concluye.

McCartney es el último de una larga lista de estrellas mundiales de la música que han expresado su respaldo a las tres jóvenes, que fueron detenidas en marzo tras cantar en la catedral de Cristo Salvador de Moscú.

"Madre de Dios, echa a Putin", decía la canción interpretada por el grupo punk que se ha convertido en un gran éxito en youtube.

Pussy Riot decidió escenificar su actuación en la catedral después de que el patriarca ortodoxo ruso, Kiril, pidiera el voto para Putin en vísperas de las elecciones presidenciales de marzo, lo que indignó a la oposición.

Una de las jóvenes denunció durante el juicio que el proceso es político y que si hubieran cantado "Madre de Dios, protege a Putin" no comparecerían ante los tribunales.

Durante su reciente concierto en Moscú, Madonna pidió abiertamente la liberación de Pussy Riot, se puso una máscara similar a la que usa el grupo ruso en sus actuaciones antigubernamentales y se dio la vuelta para mostrar al público su espalda con el nombre del grupo grabado en su piel.

"Vladímir Putin debe perdonarlas como artistas, como mujeres, como madres. Deben ser liberadas. Los artistas siempre tienen razón cuando se expresan a si mismos", aseguró la cantante estadounidense al diario "Kommersant".

Anteriormente, el grupo estadounidense Red Hot Chilli Peppers mostró también su apoyo a las jóvenes durante un concierto en la capital rusa, campaña que ha sido secundada por Sting, Peter Gabriel, The Who o Bjork, entre otros.

Actos públicos en apoyo del grupo punk ruso se celebran en ciudades de todo el mundo, mientras en las inmediaciones del tribunal Jamóvniki de Moscú se congregarán mañana, viernes, líderes y partidarios de la oposición no parlamentaria rusa.