La prima de riesgo de España, que mide el grado de confianza de los inversores hacia la deuda soberana española, cayó hoy por debajo de 500 puntos básicos, algo que no ocurría desde el pasado 4 de julio.

El recorte de la prima de riesgo, que se situó en 499 puntos básicos, fue posible por las compras de títulos españoles, con lo que el rendimiento de las obligaciones a diez años bajó del 6,68 al 6,53 por ciento. El interés de los bonos alemanes descendió una centésima y se quedó en el 1,53 por ciento.

La posibilidad de que España pueda comprar deuda con la ayuda de 100.000 millones de euros aprobada por Europa para recapitalizar el sistema financiero nacional, aspecto que se está discutiendo con las autoridades europeas, contribuyó a mejorar la situación en el mercado de bonos, según expertos consultados.

La cercanía de la llegada de esta ayuda, aunque las autoridades europeas negaran que haya sido solicitada, influyó en la recuperación de la deuda, así como las compras de bonos a plazos más cortos. El interés de la deuda a dos años bajó doce centésimas y se situó en el 4,01 por ciento.

La situación en el mercado de deuda también se sintió en la bolsa, que a las 16:40 horas ganó casi el 3 por ciento y superó el nivel de 7.300 puntos, cota desconocida desde mediados de abril pasado.