El reverendo afroamericano Jesse Jackson lamentó hoy que los comentarios "exagerados" del vicepresidente de EE.UU., Joseph Biden, de que las políticas republicanas "encadenarán" a los estadounidenses, retiren del debate electoral temas importantes como salud y empleo.

"Hay que encararlos francamente como retórica exagerada que no ayuda y que es una distracción del mensaje del presidente Barack Obama", explicó Jackson en una entrevista en el diario Político en referencia a los comentarios de Biden.

El "número dos" de la Casa Blanca afirmó el martes en un mitin en Virginia con centenares de afroamericanos que, de ganar en noviembre, el aspirante republicano a la Casa Blanca permitiría que los grandes bancos escriban sus propias reglas y desencadenaría a Wall Street.

"Les van a poner a todos ustedes cadenas en los pies de nuevo", afirmó Biden en unos comentarios duramente criticado por las connotaciones sobre la esclavitud.

Jackson, de 70 años y quien compitió sin éxito por la candidatura presidencial demócrata en 1984 y 1988, afirmó que "si el presidente tiene que reprenderle, se convierte en un gran tema; y si lo ignora, se convierte también en un gran tema".

Por ello, aconsejó que se utilice la polémica para "asegurarnos de que en estos intercambios ninguno de los candidatos use un lenguaje que distraiga de cuestiones sobre empleo, justicia, educación, salud y paz".

El comentario de Biden en Virginia provocó la reacción inmediata de los republicanos.

Líderes conservadores como el senador y excandidato presidencial republicano John McCain, animaron al presidente Barack Obama a reemplazar a Biden con la jefa de la diplomacia estadounidense, Hillary Clinton.

Jackson, mientras tanto, criticó la campaña electoral actual por su falta de sustancia y porque, a su juicio, está más concentrada en ver qué anuncios programan por televisión los candidatos o los comités de acción política, llamados Super PAC, que los apoyan.

"No estoy viendo un anuncio televisivo que se dirija a aquellos que tienen sus espaldas contra la pared. Esto es solo una guerra en las ondas televisivas, la guerra contra la pobreza es una guerra sobre el terreno", aseguró el conocido líder por los derechos civiles.