La Justicia de Guatemala inició hoy el juicio oral y público en contra del exjefe policial Pedro García Arredondo, acusado de la desaparición forzada en 1981 del estudiante universitario Edgar Saenz.

El juicio se celebra en el Tribunal Primero A de Mayor Riesgo, que preside la jueza Jazmín Barrios, quien inicialmente rechazó varias acciones del abogado de García, Moisés Galindo, quien pidió, sin éxito, que terminara la persecución penal contra su cliente y el sobreseimiento del proceso por falta de pruebas.

García, de 68 años de edad, capturado el 24 de julio de 2011, se negó a declarar en el inicio del juicio.

Barrios explicó en la audiencia que el exjefe del Comando Seis de la extinta Policía Nacional (PN) será juzgado por los delitos de desaparición forzada y "deberes contra la humanidad" que le imputa la Fiscalía.

El universitario Saenz fue detenido el 4 de marzo de 1981 en el sur de la capital y entregado a una unidad policial del Comando Seis, según narró hoy al tribunal por videoconferencia un exagente de ese cuerpo, Álvaro Ventura, el primer testigo presentado en el debate.

Ventura comentó que el universitario fue capturado por llevar propaganda subversiva de la entonces Organización del Pueblo en Armas (ORPA).

Reconoció que en la sede de ese cuerpo policial los detenidos eran sometidos a interrogatorios por investigadores que designaba García, pero aclaró que él no participaba por ser de "bajo rango".

Saenz permaneció detenido hasta el 9 de junio de 1981 cuando fue liberado por falta de pruebas, pero el mismo día fue secuestrado por cuatro hombres armados en las cercanías del Comando Seis, recordó hoy su esposa, Irma Ramírez.

"Tenía como 5 o 7 minutos de haber salido cuando se lo llevaron. A mí me inmovilizaron, a mi suegro (Rafael Saenz) y a mi cuñada (Miriam) los golpearon con las cachas de las pistolas", dijo Ramírez, al dar su testimonio al tribunal.

Comentó que durante los más de tres meses que su esposo estuvo detenido de forma ilegal, fue sometido a crueles torturas y a tratos inhumanos por los agentes que dirigía García.

"La primera vez que lo vi tenía golpes en el rostro, el cuerpo quemado con cigarrillos, el pelo de la cabeza pegado por la sangre y la cara pálida", relató.

Ramírez señaló que a raíz de la captura y desaparición de Edgar, y por el acoso que sufría, se refugió durante 26 días en la embajada de Venezuela en Guatemala y en 1981 se tuvo que exiliar durante 12 años en México.

Aseguró que su esposo era estudiante de la facultad de Agronomía de la estatal Universidad de San Carlos (USAC) cuando fue detenido-desaparecido.

El querellante adherido al proceso, Mario Polanco, dijo a periodistas que existen pruebas que demuestran la participación de García en la desaparición de Saenz.

Polanco es director de la organización de derechos humanos Grupo de apoyo Mutuo (GAM), que aglutina a familiares de víctimas del conflicto armado (1960-1996).

Según las investigaciones realizadas por la Fiscalía, el exjefe policial planificó y coordinó la captura y desaparición del universitario, cuyo paradero se desconoce hasta ahora.

La jueza deberá anunciar en los próximos días la fecha de la sentencia una vez concluyan las declaraciones de los testigos y los alegatos de las partes.

El juicio por la desaparición del estudiante es el primero que enfrenta García, que también será enjuiciado por su presunta participación en el incendio de la embajada de España, el 31 de enero de 1980, en el que murieron 37 personas.

Además, tiene abierto otro proceso por la muerte de tres estudiantes que habían asistido al funeral de las víctimas del incendio en la legación diplomática.

La fechas de estos juicios aún no han sido anunciado por el tribunal guatemalteco.