Honduras se ha convertido en nido del narcotráfico, la narcopolítica y la impunidad absoluta, dijo hoy el Comisionado de los Derechos Humanos del país centroamericano, Ramón Custodio.

Custodio indicó en un comunicado que "se están tocando los intereses de los que han hecho de Honduras lo que nunca debió ser, el nido del narcotráfico, el nido de la narcopolítica y de la impunidad absoluta de la corrupción".

La declaración del defensor del pueblo añade que una encuesta hecha a petición del organismo estatal que dirige señala que seis de cada diez hondureños consideran que los narcotraficantes tienen mucha y algún grado de influencia, tanto en su municipio como en el departamento donde viven.

El sondeo, "con un nivel de confianza del 95 por ciento", fue hecho con 840 personas, indicó Custodio.

Al respecto, ocho de cada diez consultados también expresaron que para defender la soberanía nacional el país debe tener "su propio radar", para evitar que las narcoavionetas violen el espacio aéreo hondureño.

El 73,5 % de los encuestados "estarían de acuerdo con que se derriben las narcoavionetas que no se quieran identificar y que violan la soberanía hondureña", concluye.

Agregó que la sociedad hondureña enfrenta varios peligros y que por esa razón se trabaja en darle la seguridad que se merece, y como ejemplo citó el proceso de depuración que se ha iniciado en la Policía Nacional para sanearla de agentes y oficiales implicados en múltiples delitos y violaciones a los derechos humanos.

"Estamos empeñados en una tarea y no habrá poder del mundo que nos detenga en la depuración policial", subrayó Custodio, quien además elogió la labor que desempeñan los buenos policías.

En lo que va de 2012 las autoridades hondureñas se han incautado de unos 6.000 kilos de cocaína, mientras que en 2011 superaron las 22 toneladas, según fuentes de la Secretaria de Seguridad.