El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, dijo hoy que espera que los partidos políticos solucionen la crisis institucional entre el Legislativo y Judicial antes de que la resolución de la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ) sobre el caso llegue oficialmente al país.

"Extraoficialmente nos hemos enterado de que ya hay sentencia (de la CCJ) y esa sentencia fue firmada hoy por la tarde, de seis magistrados cinco a favor (del Parlamento) y uno en contra", dijo en conferencia de prensa tras finalizar la décimo cuarta reunión para solucionar el conflicto entre el Legislativo y Judicial que inició el 5 de junio pasado por la anulación de 20 magistrados.

Señaló que espera que los partidos, que están negociando desde el 24 de julio pasado la salida a la crisis, lleguen a un acuerdo antes de que la Asamblea Legislativa sea notificada oficialmente, por lo que los ha convocado para mañana temprano a la próxima reunión.

Porque si "los partidos políticos logran un acuerdo antes de que esta sentencia sea notificada formalmente a la Asamblea Legislativa este acuerdo se cumple, porque así lo habrían acordado los partidos políticos", enfatizó.

Sin embargo, reconoció que una vez sea notificado el Parlamento las negociaciones entrarían en un "escenario diferente" y que serán los colectivos "los que tomarán la decisión, de continuar o no en la mesa negociando".

La crisis inició el 5 de junio pasado cuando la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) anuló las elecciones de magistrados hechas en 2006 y las de este año.

La mayoría del Parlamento desconoció esos fallos y acudió a la CCJ para que resolviera el conflicto, la cual según informaciones extraoficiales, resolvió que las elecciones fueron legales, es decir dio la razón a los diputados.

Sin embargo, la CSJ ha dicho desde el inicio del proceso que desconoce los fallos de ese organismo y que el Parlamento debe acatar sus sentencias.

Por otra parte, Funes también lamentó que algunas "fuerzas foráneas" estén pidiendo que se elimine a El Salvador del segundo desembolso de la Cuenta del Milenio, si no se soluciona la crisis, ya que no es su Gobierno el que la ha provocado.

La Corporación del Milenio ha adquirido "un compromiso con el Gobierno de la república, con el Ejecutivo, no con la Asamblea ni la Corte Suprema de Justicia", indicó.

Al tiempo que enfatizó que no es "el presidente" el que está violando la Constitución, por lo que dijo que no entiende "por qué la Corporación del Milenio tenga que condicionar el segundo desembolso", si su Gobierno ha cumplido con todos los requisitos.

Recalcó que esa petición la han hecho algunos senadores estadounidenses.

Los senadores estadounidenses Robert Menéndez (demócrata) y Marco Rubio (republicano) pidieron en julio pasado quitar a El Salvador de la lista para recibir un segundo desembolso de la Cuenta del Milenio y terminar con el Asocio para el Crecimiento, ambos programas de desarrollo financiados por Estados Unidos, si no solucionaban la crisis.

Desde que el conflicto inició solo se han alcanzado dos acuerdos parciales, ratificar a los magistrados de 2006 y elegir de una lista de once personas a los de este año, punto que hasta el momento sigue sin acuerdo.

Mientras, el Parlamento aprobó la semana pasada una reforma constitucional que prohíbe que una misma legislatura elija más de una vez magistrados, lo que debe ser ratificado por la próxima, que tomará posesión en 2015.