Las acciones de Facebook se hundieron el jueves y llegaron a un nueva cotización mínima después de que expiró un período de veda que evitaba que los primeros grandes inversionistas vendieran millones de los títulos de la popular red social.

Empresas que van desde Accel Partners hasta Goldman Sachs, así como el director ejecutivo de Zynga Mark Pincus y miembros de la junta directiva de Facebook como James Breyer, Peter Thiel y Hoffman Reid fueron algunos de quienes desde el jueves quedaron en libertad para vender las acciones que poseían, después de que se levantó el período de veda.

Si muchos de ellos aprovecharon la oportunidad, las acciones de Facebook podrían caer aún más debido a que el mercado se vería inundado con casi dos tercios más de títulos.

Todavía no se sabe si alguno de aquellos primeros inversionistas había vendido algunas de sus acciones, pues hay un plazo de tres días hábiles para revelar las ventas, dijo Sam Hamadeh, el director general de PrivCo, que investiga las empresas privadas. Sin embargo, muchos de ellos probablemente lo hicieron, agregó.

"Mucha gente ha estado esperando", dijo Hamadeh. "Durante mucho tiempo se esperó que Facebook saliera a bolsa".

Los inversionistas de riesgo que le han metido dinero a Facebook desde 2005 probablemente tenían ganas de vender lo antes posible. A pesar de que la acción se está negociando a la mitad de su precio de salida a bolsa, Hamadeh dijo que el papel de Facebook sigue siendo caro.

"Los inversionistas de riesgo saben que esperar por un mejor precio es un juego de tontos", añadió.

El jueves fue apenas la primera de varias fechas en las que vencen vedas para la venta de acciones de Facebook. La expiración más grande será en unos meses.

Apenas 271 millones de acciones se podían vender desde el jueves, pero para el momento en que expiren todas las vedas serán 1.910 millones de títulos. Eso equivale a casi cuatro veces los 421 millones de que son parte de las operaciones cotidianas desde que Facebook comenzó a cotizar en bolsa hace 90 días.

Las acciones de Facebook Inc. llegaron a caer a un mínimo intradía de 19,69 dólares el jueves antes de recuperarse hasta 20,14 dólares en las operaciones vespertinas. Eso todavía representa una caída de 5%, o 1,06 dólares, con respecto al cierre del miércoles y cerca del 47% por debajo de su precio de la Oferta Pública Inicial, de 38 dólares.

Si la acción llegara a 19 dólares habría perdido la mitad de su valor desde que Facebook salió a bolsa en mayo.

Ha sido un camino difícil para Facebook. Después de la OPI, que fue una de las más esperadas de la historia, Facebook Inc. sufrió lo que puede ser la salida a bolsa más tosca posible cuando problemas técnicos en las operaciones estropearon su primer día. Casi todo ha ido cuesta abajo desde entonces.

Entre quienes podían vender sus títulos a partir del jueves estaban los inversionistas y directores que habían participado en la salida a bolsa de mayo. La excepción fue el director general Mark Zuckerberg, quien no podrá hacerlo hasta noviembre.

Microsoft Corp., uno de los primeros inversionistas en Facebook, es otro de esos grandes nombres con derecho a vender, pero era poco probable que se deshiciera de sus títulos por las alianzas que mantiene con Facebook.

Otros accionistas, incluyendo a muchos empleados de Facebook, podrán vender a partir de octubre. El último período de veda expira en mayo, un año después de la OPI.

Es probable que el precio de las acciones de Facebook se mantenga inestable hasta finales de año, cuando la mayoría de las vedas expiren. Hamadeh lo calificó como una "nube oscura en el horizonte".

"No hay manera de evitarlo. Va a ser doloroso", dijo. "Pero esperamos que una vez que la presión vendedora se vaya, va a encontrar su piso y podría ser una base para una acción más estable a lo largo de 2013".