El déficit comercial de España bajó el 22,5 % en el primer semestre del año respecto al mismo periodo de 2011 y se situó en 18.641,5 millones de euros (unos 22.875 millones de dólares), de acuerdo con los datos publicados hoy por el Ministerio de Economía.

Este déficit es producto de unas importaciones por valor de 128.615,9 millones de euros (unos 157.840 millones de dólares), el 1,4 % menos que un año antes, frente a los 109.974,4 millones de euros (unos 134,964 millones de dólares) que sumaron las ventas al exterior, el 3,4 % más que en igual periodo de 2011.

De esta forma, la tasa de cobertura (el porcentaje de las importaciones que pueden pagarse con las exportaciones) se situó en el 85,5 %, una cifra superior en 4 puntos a la de un año antes.

El saldo con la Unión Europea (UE), principal socio comercial de España, registró un superávit de 5.539,5 millones de euros (unos 6,799 millones de dólares), tres veces y media superior al del mismo periodo de 2011.

Las exportaciones dirigidas a la UE (64,2 % del total) disminuyeron el 0,2 %.

Las ventas a destinos extracomunitarios aumentaron el 10,5 %, sobre todo por el dinamismo de las ventas a África, que crecieron el 26,9 % y donde el principal destinatario fue Marruecos.

La mayor parte de las importaciones también procede de los países de la UE y cayeron el 5,9 %. Por el contrario, crecieron las compras a países de América Latina y África, el 39,4 % y el 16,1 %, respectivamente.