El Consejo de Seguridad de la ONU descartó hoy ampliar el mandato de los observadores en Siria ante el mantenimiento del uso de armamento pesado en el país y su repliegue se iniciará en los próximos días, anunció el presidente de turno del órgano, el embajador francés Gérard Araud.

"Era una decisión necesaria considerando la situación en el país y la división existente en el Consejo de Seguridad", explicó Araud ante la prensa a la salida de una reunión del máximo órgano de decisión de la ONU, que apostó por extender su presencia en Siria mediante la creación de una oficina política en Damasco.