El Ministerio del Interior de Bulgaria publicó hoy un retrato robot de un supuesto cómplice en el atentado del pasado 18 de julio contra un autobús de turistas israelíes en la ciudad costera de Burgas, en el que murieron siete personas, incluido el autor del ataque.

"Tenemos datos de que esta persona tiene relación con el atentado en Burgas", declararon a Efe fuentes del Ministerio sin precisar más, aunque apuntaron que el hombre de la imagen se presentaba con un falso permiso de conducir del estado de EEUU de Michigan.

Un documento semejante, también falsificado, ha sido encontrado entre los restos del supuesto autor suicida después de la explosión de un autobús frente al aeropuerto de Burgas, muy popular entre viajeros israelíes, de los que cinco murieron en el atentado.

Además, este sospechoso de haber prestado apoyo para perpetrar el ataque pudo presentarse con diferentes nombres, añadieron las fuentes, sin apuntar cómo han realizado al retrato robot.

Las autoridades búlgaras han pedido la colaboración de todos los que puedan haber visto a la persona de la imagen o que tengan cualquiera información de ella.

Entre las imágenes difundidas se encuentra una copia del permiso de conducir a nombre de Ralph William Rico, nacido en 1987, y que muestra a un hombre de pelo largo y castaño, y ojos negros.

En el retrato robot aparece el mismo hombre con pelo negro y corto.

Los investigadores de este país balcánico, apoyados por agentes de organismos internacionales como el FBI de EEUU, Europol e Interpol, así como las fuerzas de seguridad de Israel, siguen tratando de obtener la identidad del autor del atentado pero hasta el momento no han logrado éxito alguno.

Horas después del atentado Israel acusó a la milicia chií libanesa Hizbulá y a Irán de estar detrás del ataque terrorista contra sus turistas en Bulgaria, una tesis que hasta el momento Sofía se abstiene de apoyar sin tener pruebas categóricas.

A principios de mes el Ministerio divulgó un retrato robot del supuesto autor del atentado, realizado por medio de las imágenes que pudieron captar las cámaras de seguridad, las pruebas forenses y las declaraciones de los testigos del ataque.

Con anterioridad, el Ministerio difundió una serie de imágenes del presunto autor del atentado, captadas por las cámaras del aeropuerto de Burgas alrededor de una hora antes de la explosión, en que se veía a un hombre de pelo largo con gorra deportiva, pantalones cortos y con un gran mochila en la espalda.

Pero el retrato robot divulgado después mostraba a un hombre delgado de unos 30 años con el pelo negro y corto.