El pívot Andrew Bynum, que fue presentado como nuevo jugador franquicia de los Sixers de Filadelfia, dijo sentirse muy "feliz" por el recibimiento y el trato recibido.

Durante la rueda de prensa de su presentación, Bynum, de 24 años, manifestó que se encontraba "extremadamente" feliz con el traspaso que se cerró para que pudiese llegar a Filadelfia y que supuso que el pívot Dwight Howard, de los Magic de Orlando, se fuese a su exequipo de Los Ángeles Lakers.

"Para ser honesto, mi primera experiencia aquí ha sido fantástica, y realmente me planteo hacer de esta mi casa", destacó Bynum, que al concluir la temporada 2012-13 podrá convertirse en agente libre sin restricciones.

Bynum estuvo también acompañado en la presentación por su nuevo compañero, el escolta Jason Richardson, que entró en la operación y llegó traspasado por los Magic.

Desde que llegó a la NBA con 17 años, Bynum, que nació en Plainsboro (Nueva Jersey), una localidad que se encuentra a una hora de Filadelfia, ha conseguido promedios de 18,7 puntos y 11,8 rebotes, siempre con los Lakers.

Ahora con los Sixers, a diferencia de lo que sucedía con los Lakers, donde era la tercera opción ofensiva, por detrás del escolta Kobe Bryant y del ala-pívot español Pau Gasol, Bynum está proyectado a ser el líder del ataque, lo que puede permitirle tener mayor producción encestadora.

"Es el siguiente paso en mi carrera", declaró Bynum. "Me siento ilusionado con lo que hay dentro del equipo después de ver lo que hizo el entrenador Doug Collins con los jugadores la pasada temporada".

El nuevo pívot de los Sixers también reveló que se someterá en Alemania al tratamiento experimental regenerativo de los cartílagos de sus rodillas como hizo anteriormente su excompañero Kobe Bryant.