Numerosas personas asistieron regocijadas el jueves a la gasolinera de una pequeña ciudad de Michigan donde se vendió el billete de la lotería estatal que obtuvo una enorme bolsa de 337 millones de dólares, aunque todavía esperan noticias del ganador.

La Lotería de Michigan informó que el billete fue vendido en Lapeer, unos 62 kilómetros (45 millas)al norte de Detroit. De inmediato no hubo información sobre la identidad del comprador afortunado. Esa bolsa es la tercera más cuantiosa en la historia de la lotería Powerball, dijeron sus directivos. El propietario del billete recibirá 241 millones de dólares luego de impuestos si se decide por un pago único.

"Este es un día maravilloso", exclamó el alcalde Bill Sprague luego de cargar gasolina en la gasolinera Sunoco, que es el centro del alboroto.

En el interior de la gasolinera, las personas se acercaban al mostrador para comprar café, refrigerios y, claro, billetes de lotería, además de felicitar a Betr Odish, cuya familia es la dueña del negocio.