Al menos 18 personas han perdido la vida o han resultado heridas en una nueva jornada de violentas protestas en la mina sudafricana de Lonmin Platinum, en la provincia Noroeste, que ha obligado a la Policía a abrir fuego contra los manifestantes.

La agencia de noticias sudafricana Sapa informó de que hasta 18 personas yacían en el suelo en la zona donde se registran las protestas, aunque las autoridades aun no han informado cuántas de ellas fallecieron.

Los medios locales explicaron que la Policía tuvo que abrir fuego contra los manifestantes, quienes cargaron contra los agentes armados con machetes y lanzas.

Se desconoce por el momento si algún policía perdió la vida durante la violenta jornada de huelga de hoy, al igual que tampoco se ha concretado cuántos han sido víctimas de los disparos de la policía, y cuántos son resultado de enfrentamientos entre los propios mineros.

Los disturbios en la mina de Lonmin, situada en la localidad de Marikana, en la provincia del Noroeste, comenzaron el pasado viernes y hasta ayer habían fallecido 10 personas en incidentes violentos entre los propios huelguistas y enfrentamientos de los mineros con las fuerzas de seguridad.

El conflicto se inició como resultado del enfrentamiento entre dos sindicatos rivales, la mayoritaria Asociación de Trabajadores de la Minería y la Construcción (AMCU) y la Unión Nacional de Mineros (NUM), que comenzaron el viernes pasado tras el inicio de una huelga.

Seis mineros, dos policías y dos guardias de seguridad murieron durante estos disturbios.

La Policía ha desplegado desde entonces un amplio dispositivo para contener a los manifestantes, que la prensa sudafricana cifró hoy en al menos 3.000 personas.

La NUM y AMCU se han enfrentado con anterioridad para tratar de obtener un mayor número de afiliados en las explotaciones sudafricanas.