Después de ganar oro en Londres, Sanya Richards-Ross y otros diez flamantes campeones olímpicos volcarán su atención a los diamantes el viernes en la justa atlética de Estocolmo.

Este certamen, por la Liga de Diamante, es el primer encuentro atlético importante después de los Juegos Olímpicos de Londres, y la estadounidense campeona en los 400 metros será una de los once medallistas de oro que competirán en el estadio olímpico de Estocolmo en el centésimo aniversario de los Juegos de 1912 en este mismo escenario.

Félix Sánchez, campeón en los 400 con vallas, será otro de los campeones en competencia, junto con Taoufik Makhloufi, ganador de los 1.500, que aquí correrá los 800.

Todo atleta que establezca récord del estadio en Estocolmo recibirá un diamante de un kilate, y Richard-Ross se propone agregar uno a sus medallas de oro.

"Espero sentar récord del estadio mañana", afirmó la atleta, que también ganó oro en Londres en la posta 4x400. "Me he propuesto una meta aquí en Estocolmo: necesito ganar ese diamante".

Entre los competidores estarán también el campeón de salto triple, Christian Taylor, y Brittney Reese, que conquistó salto en largo. Asimismo están inscritos la medallista de oro de salto alto, Anna Chicherova, y la campeona de garrocha Jennifer Suhr.

La Liga de Diamante consiste en 14 torneos atléticos que otorga puntos a los mejores en cada disciplina de cada torneo. El ganador general de cada disciplina al final de la temporada recibe un premio de 40.000 dólares y un trofeo diamantino.