Las acciones de la subsidiaria de Wal-Mart en México cayeron el miércoles después de la publicación de una carta de congresistas estadounidenses que sugiere que la compañía podría enfrentar problemas de lavado de dinero y evasión fiscal.

Las acciones de Walmex, como se le conoce a la compañía, cayeron un 6,18% en la Bolsa Mexicana de Valores a 35,8 pesos mexicanos (2,72 dólares) al cierre de operaciones.

En una carta al director general de Wal-Mart, Mike Duke, los congresistas demócratas Elijah Cummings y Henry Waxman dijeron que, según informes de auditorías en su poder, la empresa tuvo un "comportamiento financiero sospechoso" con prácticas como evasión fiscal y lavado de dinero en México.

La firma negó el miércoles saber acerca de investigaciones de lavado de dinero y evasión fiscal después de que congresistas estadounidenses revelaron que recibieron documentos internos de la empresa con información sobre las presuntas prácticas ilegales.

Wal-Mart de México dijo en un comunicado de prensa que "no tiene conocimiento de que esté siendo investigada por autoridades mexicanas respecto de dichos asuntos".

Además, aseguró que de notificarse a la compañía de tal investigación, cooperaría con las autoridades y revelaría públicamente cualquier información que ayude.

En abril salieron a la luz acusaciones de sobornos de la compañía en México que despertaron un escándalo en los dos países. Los congresistas previamente han escrito a la cadena que no les ha aportado documentos en relación con las presuntas violaciones de la Ley sobre Prácticas Corruptas en el Extranjero, que prohibe a las empresas estadounidenses sobornar a funcionarios extranjeros.

En México, las autoridades dijeron que revisarían la evidencia pero no han anunciado ninguna investigación oficial.

Los congresistas no revelaron más detalles de lo que implican las prácticas de lavado de dinero, pero Walmex opera un banco en México que acepta depósitos y ofrece tarjetas de crédito y débito.

Los cárteles de drogas presuntamente lavan más de 10.000 millones de dólares al año a través de bancos, casas de cambio, negocios y compra de bienes en México.

En México, autoridades mexicanas anunciaron una multa de 28 millones de dólares en contra de la subsidiaria de México del banco londinense HSBC por permitir el lavado dinero en varias cuentas de clientes.

Las acusaciones han afectado la imagen de la compañía, que en junio anunció que aplazaría entre dos y tres meses sus planes de expansión para la apertura de nuevas tiendas debido a procedimientos adicionales de documentación. Los supuestos sobornos eran para acelerar el proceso de apertura de tiendas, posiblemente a través de pagos a autoridades.