Lionel Messi considera que la selección argentina ha encontrado su juego con el entrenador Alejandro Sabella y en los últimos meses ha obtenido resultados positivos.

"Todos sufrimos porque no encontrábamos el juego y no se daban los resultados. Me sentía raro cuando venía a la selección y sentía que no jugaba como podía hacerlo", dijo "La Pulga" en declaraciones difundidas el miércoles por el diario "Olé" al recordar los momentos en que el equipo no convencía.

Gracias a que mejoró el nivel en las eliminatorias para el Mundial de Brasil de 2014 "toda la selección se acercó a la gente, no sólo yo", dijo el delantero del Barcelona desde Francfort, donde Argentina disputará el miércoles un amistoso con Alemania.

"Estamos buscando una forma. Lo que pretende el técnico. En el último tiempo se dieron los resultados y eso ayuda, da la posibilidad de trabajar más tranquilos... Hay un grupo fuerte", agregó.

Sin embargo, el astro reconoció que todavía faltan partidos para seguir creciendo.

"Sabemos que lo importante son las eliminatorias, que tenemos que ganar para clasificar al Mundial lo antes posible. Pero amistosos como éste contra Alemania sirven para mejorar", afirmó.

Alemania eliminó a Argentina en el Mundial de 2010 en Sudáfrica al arrollarla 4-0.

Messi también dijo que le gustaría que el próximo Balón de Oro lo gane "tanto Xavi o Iniesta", sus compañeros del Barcelona.

"Hace muchísimo que vienen haciendo las cosas bien y ganando cosas importantes como el Mundial o la Eurocopa, a nivel selecciones", señaló.

Además dijo que él no tiene ningún problema con el portugués Cristiano Ronaldo, del Real Madrid.

"No hay ningún tipo de bronca ni nada. Todo lo que se hace es mediático, de la prensa, que quiere que haya un duelo entre nosotros", afirmó.