Las fuerzas del régimen sirio bombardearon hoy varios barrios de la ciudad septentrional de Alepo y localidades de los alrededores de Damasco, al tiempo que practicaron detenciones en otras zonas, indicaron grupos opositores.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos afirmó que las fuerzas gubernamentales bombardearon en Alepo los barrios de Seif al Daula, Al Sokari, Al Sajur, Tariq al Bab y Salahedín, donde se libraron también enfrentamientos contra los rebeldes.

En los alrededores de Damasco, las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, bombardearon con intensidad la localidad de Al Tal en un intento de controlarla después de varios días de ofensiva.

Residente en la provincia de Rif Damasco, el activista Omar Hamza destacó a Efe por internet que Al Tal es objetivo de bombardeos por séptimo día consecutivo, mientras continúan cortadas las comunicaciones, el agua y la electricidad.

También hay escasez de alimentos y ayuda médica en la zona, apuntó Hamza, que también se refirió al amplio despliegue de efectivos de seguridad en la capital después de la explosión ocurrida cerca del hotel donde se alojan los observadores de Naciones Unidas.

La bomba había sido colocada en un camión cisterna detrás del hotel "Dama Rose", que a su vez se encuentra cerca de la sede del jefe del Estado Mayor en una zona exclusiva de la capital.

El rebelde Ejército Libre Sirio (ELS) reivindicó hoy el ataque y precisó que iba dirigido contra un grupo de oficiales leales al régimen y no contra los observadores.

También en la capital siria, se escucharon explosiones y disparos en el barrio de Al Qabun mientras que el Ejército sirio irrumpió en la zona y practicó una serie de detenciones, según el Observatorio.

Este grupo de derechos humanos agregó que otra redada tuvo lugar en el barrio de Al Qanis, en la ciudad costera de Latakia, donde al menos treinta personas fueron detenidas.

Por su parte, los activistas Comités de Coordinación Local indicaron que al menos 28 personas murieron hoy, entre ellas tres mujeres y dos niños, en distintos actos de violencia en las provincias de Idleb (norte), Damasco y Homs (centro).