La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, viajará el próximo 22 de agosto a Egipto para analizar con las autoridades de ese país la posible puesta en marcha de un programa de ayuda financiera.

"La visita de la directora gerente es un reflejo del continuo compromiso del FMI para apoyar a Egipto y su pueblo durante este histórico periodo de transición", afirmó el organismo internacional en un breve comunicado.

Tras la elección en junio del nuevo presidente egipcio, Mohamed Mursi, el FMI anunció su disposición a "apoyar a Egipto" ante los "significativos desafíos económicos" que afronta.

Además, calificó la elección de Mursi como "un importante paso adelante".

El pasado febrero, Egipto pidió al FMI un préstamo de 3.200 millones de dólares y otro de 1.000 millones de dólares al Banco Mundial (BM), pese a que en la segunda mitad de 2011 rechazó un programa similar de ayuda con el argumento de que prefería financiarse con recursos internos.

El objetivo del préstamo es reducir el elevado déficit presupuestario de Egipto, cuya economía aún muestra debilidad tras la agitación política y civil vivida desde el año pasado.