Los abogados del todavía esposo de Kim Kardashian quieren entrevistar a su madre y su actual novio, Kanye West, antes de llegar al acuerdo que pondría sin al matrimonio de la pareja, que duró apenas 72 días.

Un juez dijo que la maniobra legal implica que sólo hasta el próximo año la pareja podrá estar oficialmente divorciada, como desea el jugador de la NBA Kris Humphries.

La medida fue criticada por la abogada de Kardashian, Laura Wasser, quien dijo al juez durante una audiencia el miércoles que su firma ya ha gastado 250.000 dólares en el caso. Wasser dijo que de todas formas le cobrará a Humphries por el trabajo.

El abogado de Humphries, Marshall Waller, dijo que ha tenido dificultades para obtener información de las empresas que producen los realities de Kardashian mientras trata de demostrar que el matrimonio de la pareja fue un fraude.

La solicitud de divorcio fue presentada en octubre.