India se propone enviar una nave espacial a Marte el año próximo en una misión científica que, según los críticos, indica una distorsión de prioridades en un país donde una multitud carece de electricidad y agua potable.

El primer ministro Manmohan Singh anunció la misión de 4.500 millones de rupias (82 millones de dólares) el miércoles en un discurso que conmemoró el 65 aniversario de la independencia nacional.

"Esta nave espacial a Marte será un gran avance para nosotros en el terreno de la ciencia y la tecnología", afirmó.

La sonda, que orbitará Marte para recopilar datos, será lanzada en noviembre de 2013, impulsada por un cohete desarrollado por la Organización India de Investigación Espacial.

India tiene un programa espacial activo desde la década de 1960 y ha lanzado decenas de satélites propios y para otros países.

En 2008, India envió exitosamente una sonda a la Luna que por primera vez detectó evidencia de agua en su superficie. También planea una misión exploradora a la Luna y espera aprobación presupuestaria para una misión espacial tripulada.

Los críticos en el Partido del Congreso, de Singh, dicen que en lugar de la misión a Marte el gobierno debería concentrarse en satisfacer las necesidades básicas del pueblo como electricidad y agua potable. Hace dos semanas, el sistema de electricidad que sirve a más de 600 millones de indios se paralizó durante horas en el mayor apagón del mundo.

Los científicos indios han desestimado las críticas, aduciendo que la tecnología desarrollada en el programa espacial ha producido avances en otras áreas.

"Por cierto no es una cuestión de prioridades distorsionadas", dijo el ex director espacial U.R. Rao según el periódico The Asian Age.

El actual director de la organización espacial, K. Radhakrishnan, dijo que la misión a Marte debe efectuarse cuando ese planeta está más cerca de la Tierra, lo que ocurre cada 26 meses. Hay tres "oportunidades" a fines de 2013, en 2016 y 2018 y los científicos indios esperan estar listos para la primera de las tres, agregó.